Este pequeño problema podría llevar a la perdición al live-action de One Piece de Netflix

Compartir

Parece que Netflix podría volver a cometer sus mismos errores…

No queremos decir que “¡Oh, seguro el live-action de One Piece será desastroso!”. Pero, hay cosas muy importantes en la franquicia que pueden dificultar su adaptación al mundo real o que, simplemente tendrán que ser eliminadas por el bien de la producción como el estilo artístico de Oda. Lo anterior es mencionado, luego del desastre que fue el live-action de Cowboy Bebop que, entre muchos errores, trato de trasladar 1 a 1 a personajes como Ed sin tomar en cuenta cómo se vería en la vida real.

Este no es el primer intento de Netflix de llevar un anime a la vida real, Cowboy Bebop, Death Note, y otras, han sido víctima del deseo de la compañía a adaptar estas obras a un público occidental. Y, tanto en sus éxitos como en sus fracasos, han tenido un problema constante: no han podido adaptar el estilo de acción gráfica del anime y el manga al live-action. Esto no es algo que deba sorprendernos tras los constantes fallidos intentos de adaptar otras franquicias similares como Dragon Ball Evolution.

Recrear fielmente el estilo artístico de One Piece será un reto difícil de sobrepasar.

La película live-action antes mencionada cometió algunos de los errores más memorables de la industria como fue cambiar el diseño original de Piccolo, Bulma, Goku y Chi-Chi, pero es que era una empresa imposible: El peinado y atuendo de Goku son caricaturescos, no deben ser realistas. Este ejemplo puede servir para llamar la atención para algunos de los diseños más fascinantes de Oda en One Piece como Wapol, por ejemplo, es demasiado ancho y corto para elegir fielmente a un actor. Su sonrisa también es caricaturescamente grande, lo que funciona bien en animación y manga, ya que se asocia con su Munch-Munch Fruit (y permite darle una expresividad única).

Sin embargo, esto sería difícil de ejecutar en la vida real, con la tecnología actual, es cierto que los extravagantes diseños de personajes podrían recrearse en la serie de acción en vivo One Piece de Netflix, pero se verían fuera de foco cuando lo comparemos con “diseños más comunes en escena”. Lo mismo podemos decir de ambientaciones típicas de One Piece. De hecho, una de las críticas más recientes ha sido a la nave principal de los mugiwara, el Going Merry ha sufrido cambios que no han sido del todo del agrado del fandom de esta franquicia.

one piece red live-action red shanks

El Going Merry y, otras naves de One Piece, como la de Shanks el Pelirrojo ya han sido modificadas para su adaptación en el live-action de One Piece con recepciones mixtas.

Si Netflix decide sacrificar aspectos del estilo artístico y los diseños de personajes en favor de una estética más realista, esto molestará al fandom como ha sucedido antes. Un enfoque realista será el más apetecible para las nuevas audiencias, que también tendrán que entender adaptar las particularidades de las frutas del diablo. Y, los cambios en la adaptación del live-action de Cowboy Bebop de Netflix demuestran que puede salir muy mal, son un testimonio de cómo los pequeños fanáticos quieren que se modifique su querida serie con cuidado y detalle.

El trabajo de supervisión de Eiichiro Oda en el live-action de One Piece

El mangaka de One Piece, Eiichiro Oda, ha estado muy involucrado durante el desarrollo de la serie live-action de Netflix. De hecho, se había planeado que visitara personalmente las instalaciones en Sudáfrica, que finalmente no sucedió. Sin embargo, uno de los escritores principales de la serie, Matt Owens, explicó que Oda lee todos los esquemas de los guiones y da notas, y que Oda está muy involucrado en el proyecto; incluso fue él quien lo anunció en 2017. Dado que Oda es el artista original, es posible que haya alentado a Netflix a que el estilo artístico sea esencial para el mundo errático creado por Netflix. De igual modo, los aspectos de la historia inevitablemente cambiarán, el programa debe verse y sentirse igual que el anime y el manga, o se arriesgará a la ira del fandom. Como se indicó anteriormente, el problema es que los diseños pueden parecer extraños para los no iniciados y pueden desanimar a los nuevos espectadores; sin embargo, este puede ser un riesgo que Netflix tendrá que asumir.

one piece live action netflix

Iñaki Godoy como Monkey D. Luffy del live-action de One Piece fue una de las decisiones personales de Oda como supervisor de este proyecto.

Al final, uno de los mayores desafíos con la adaptación del anime es cómo transferir los estilos artísticos distintivos a la versión live-action de One Piece de Netflix. Este desafío puede condenar el espectáculo incluso antes de que zarpe. El anime de One Piece es una adaptación del manga del mismo nombre de Eiichiro Oda, aunque tanto el manga como el anime comenzaron en la década de 1990, todavía están en curso. One Piece sigue a los Piratas del Sombrero de Paja, liderados por su capitán Monkey D. Luffy, quien tiene la ambición de descubrir el misterioso One Piece y convertirse en el Rey Pirata. En 2021, Netflix anunció el elenco principal de su adaptación de One Piece, incluido Iñaki Godoy como Luffy, y la producción de la serie está en marcha.

Temas relacionados: One Piece

Compartir

Disney+ logo

Date de alta en Disney+ por 8,99 euros y sin permanencia ¡Suscríbete a Disney+!